Saltar al contenido

¿Cómo elegir un micrófono?

Para saber cómo elegir un micrófono, lo primero que debes tener claro es para qué lo vas a utilizar y en qué entorno lo harás, ya que en función de esto deberás decantarte por un micrófono u otro.

Por ejemplo, el micrófono que utilice un cantante de rock en un concierto en vivo, no será el mismo que tenga el locutor de un programa de radio en un estudio acondicionado e insonorizado.

Cuando estás buscando un micrófono en cualquier tienda online, te aparecen un montón de características que te suenan a chino mandarin, tales como el tipo de micrófono, el patrón, la frecuencia, el SPL, el tipo de conexión… y al final te abrumas y te guías más por el precio y su aspecto estético que por sus características.

Después, cuando tienes el micrófono en tus manos y lo pruebas en tu equipo, te das cuenta de que no lo elegiste bien y no es lo que necesitabas.

En este artículo te explico qué son todas esas características, para saber cómo elegir un micrófono sin morir en el intento.

Funcionamiento de un micrófono

En general, un micrófono convierte el sonido en una señal eléctrica. Para hacer esto, utiliza un elemento transductor de sonido, como un diafragma, una cinta metálica o una bobina móvil, que vibra cuando se produce sonido. Estas vibraciones se convierten en una señal eléctrica a través de un proceso físico o electromagnético.

Una vez que se ha generado la señal eléctrica, esta se amplía y se transmite a través de un cable o de forma inalámbrica a un amplificador o a un sistema de audio. El amplificador o el sistema de audio aumenta la señal eléctrica y la convierte en sonido audible a través de un altavoz o unos auriculares.

Los micrófonos también suelen tener una respuesta de frecuencia, que es la gama de frecuencias de sonido que pueden captar. Algunos micrófonos tienen una respuesta de frecuencia más amplia y pueden captar una mayor gama de frecuencias, mientras que otros tienen una respuesta de frecuencia más limitada y solo pueden captar ciertas frecuencias. Esto puede afectar la calidad del sonido que se capta y la versatilidad del micrófono en diferentes aplicaciones.

Tipos de micrófono

Todos los micrófonos recogen el sonido y lo convierten en una señal eléctrica, que luego se amplía y se transmite a través de un sistema de audio para producir sonido audible.

Pero cada tipo de micrófono lo hace de una forma distinta. Los más comunes son los siguientes:

Micrófono de diafragma grande

Un micrófono de diafragma grande es un tipo de micrófono que utiliza un diafragma grande en su transductor de sonido.

El diafragma es la parte del micrófono que vibra cuando se produce sonido, y la señal eléctrica generada por esas vibraciones es luego amplificada y transmitida.

Un micrófono de diafragma grande tiene un diafragma de mayor tamaño que otros tipos de micrófonos, lo que significa que es más sensible al sonido y puede captar una gama más amplia de frecuencias.

Esto los hace ideales para grabar música y voces con una gran cantidad de detalle y claridad. También son adecuados para aplicaciones de estudio de grabación y transmisión en vivo, ya que pueden proporcionar una calidad de sonido excepcionalmente nítida y clara.

Micrófono de condensador

Un micrófono de condensador es un tipo de micrófono que utiliza un diafragma fino y una placa metálica cargada eléctricamente llamada cápsula de condensador para convertir el sonido en una señal eléctrica.

Cuando el sonido entra en contacto con el diafragma, las vibraciones del sonido causan cambios en la distancia entre el diafragma y la cápsula de condensador, lo que a su vez produce cambios en la capacitancia (capacidad eléctrica) de la cápsula. Estos cambios en la capacitancia se convierten en una señal eléctrica que puede ser amplificada y transmitida.

Los micrófonos de condensador son conocidos por su alta sensibilidad y capacidad de captar detalles sutiles en el sonido. Además, pueden captar una gama de frecuencias más amplia que otros tipos de micrófonos.

Esto los hace ideales para aplicaciones de estudio de grabación y transmisión en vivo, ya que pueden proporcionar una calidad de sonido excepcionalmente nítida y clara.

Un claro ejemplo de un micrófono de condensador (con conexión USB) es este

Sin embargo, también son más sensibles al ruido y a las interferencias electromagnéticas, por lo que a menudo se utilizan con una fuente de alimentación externa (como una fuente de alimentación phantom) para minimizar estos problemas.

Micrófono dinámico

Un micrófono dinámico es un tipo de micrófono que utiliza una bobina móvil y un imán para convertir el sonido en una señal eléctrica. La bobina móvil se encuentra en un campo magnético generado por el imán y está conectada a un diafragma de metal o plástico.

Cuando el sonido entra en contacto con el diafragma, las vibraciones del sonido causan que la bobina se mueva dentro del campo magnético. Esto produce una señal eléctrica que puede ser amplificada y transmitida.

Los micrófonos dinámicos son conocidos por su resistencia a altos niveles de presión sonora (como los que se producen en conciertos de rock), lo que los hace ideales para aplicaciones en vivo.

También son menos sensibles a los ruidos y las interferencias electromagnéticas que los micrófonos de condensador, lo que los hace adecuados para situaciones donde pueda haber mucho ruido ambiental o interferencias electromagnéticas.

Un ejemplo muy claro y actual de un micrófono dinámico, sería este

Sin embargo, tienen una respuesta de frecuencia más limitada y pueden no ser tan precisos en la captura de detalles sutiles en el sonido como los micrófonos de condensador.

Micrófono de cinta

Un micrófono de cinta es un tipo de micrófono que utiliza una cinta metálica en lugar de un diafragma para convertir el sonido en una señal eléctrica.

La cinta es un elemento conductor que se encuentra entre dos imanes y que se mueve cuando se produce sonido. Esto genera una señal eléctrica que puede ser amplificada y transmitida.

Los micrófonos de cinta son conocidos por su capacidad de captar sonidos de baja frecuencia de manera muy precisa. Además, tienen una respuesta de frecuencia lineal y una distorsión mínima, lo que los hace ideales para aplicaciones de estudio de grabación y transmisión en vivo.

Sin embargo, son menos sensibles que otros tipos de micrófonos y pueden tener una respuesta de frecuencia más limitada, lo que puede limitar su versatilidad en algunas aplicaciones. También pueden ser más grandes y pesados que otros tipos de micrófonos.

Patrón de captación

El patrón de captación de un micrófono es la forma en que el micrófono capta el sonido en función de la dirección desde la que proviene y puede afectar la calidad del sonido que se capta y la versatilidad del micrófono en diferentes aplicaciones.

Por lo tanto, es importante elegir el patrón de captación adecuado para las necesidades específicas de cada situación.

Cardioide

Un micrófono de patrón cardioide es un tipo de micrófono que tiene un patrón de captación en forma de corazón. Esto significa que capta el sonido principalmente desde la parte delantera del micrófono, pero también puede captar una cantidad menor de sonido que viene desde los lados.

Los micrófonos de patrón cardioide son ideales para aplicaciones donde se quiera captar el sonido principalmente desde una dirección específica, como en una entrevista o en una presentación.

También pueden ser útiles en situaciones de grabación de música, ya que pueden proporcionar una buena claridad y separación entre las fuentes de sonido.

Sin embargo, debido a su patrón de captación más amplio, pueden ser menos precisos que otros tipos de micrófonos en situaciones donde se necesite bloquear el sonido que viene desde otras direcciones.

Omnidireccional

Un micrófono de patrón omnidireccional es un tipo de micrófono que capta el sonido por igual en todas las direcciones. Esto significa que no tiene un patrón de captación definido y puede captar el sonido desde cualquier dirección con la misma sensibilidad.

Los micrófonos de patrón omnidireccional son ideales para situaciones donde se quiera captar el sonido desde varias direcciones al mismo tiempo, como en una conferencia o en una reunión.

Por ejemplo, este micrófono es muy versátil y te permite intercambiar, mediante una rueda, entre los 4 patrones de captación

También pueden ser útiles en situaciones de grabación de música, ya que pueden proporcionar una buena claridad y separación entre las fuentes de sonido.

Tampoco son aconsejables si necesitas bloquear el sonido que viene desde otras direcciones.

Bidireccional

Un micrófono de patrón bidireccional (también conocido como patrón de figura 8) es un tipo de micrófono que capta el sonido principalmente desde las dos puntas del micrófono, pero bloquea el sonido que viene desde los lados. Esto significa que puede captar el sonido desde dos direcciones opuestas, pero bloquea el sonido que viene desde otras direcciones.

Los micrófonos de patrón bidireccional son ideales para aplicaciones donde se quiera captar el sonido desde dos direcciones opuestas, como en una conversación entre dos personas.

También pueden ser útiles en situaciones de grabación de música, ya que pueden proporcionar una buena claridad y separación entre las fuentes de sonido.

Sin embargo, debido a su patrón de captación más estrecho, pueden ser menos versátiles que otros tipos de micrófono.

Supercardioide

Un micrófono de patrón supercardioide es un tipo de micrófono que tiene un patrón de captación más estrecho que un micrófono cardioide. Esto significa que capta el sonido principalmente desde la parte delantera del micrófono, pero bloquea una cantidad mayor de sonido que viene desde los lados en comparación con un micrófono cardioide.

Los micrófonos de patrón supercardioide son ideales para aplicaciones donde se quiera captar el sonido principalmente desde una dirección específica, pero se necesite bloquear el sonido que viene desde otras direcciones. Por ejemplo, pueden ser útiles en entrevistas o presentaciones donde se quiera captar el sonido principalmente desde el hablante, pero se necesite bloquear el ruido ambiental o el sonido que viene de otras fuentes.

Los micrófonos de patrón supercardioide también pueden ser útiles en situaciones de grabación de música, ya que pueden proporcionar una mayor claridad y separación entre las fuentes de sonido.

Un claro ejemplo de micrófono supercardioide sería este

Sin embargo, debido a su patrón de captación más estrecho, pueden ser menos versátiles que otros tipos de micrófonos en situaciones donde se necesita captar el sonido desde varias direcciones al mismo tiempo.

Rango de frecuencia

El rango de frecuencia es otro aspecto importante que debes tener en cuenta para saber cómo elegir un micrófono, ya que indica la gama de frecuencias de sonido que puede captar.

Las frecuencias de sonido se miden en hercios (Hz) y van desde las frecuencias más bajas (como el sonido grave de un bombo) hasta las más altas (como el sonido agudo de una flauta).

El rango de frecuencia de un micrófono puede variar dependiendo del tipo y del modelo de micrófono. Algunos micrófonos tienen un rango de frecuencia más amplio y pueden captar una mayor gama de frecuencias, mientras que otros tienen un rango de frecuencia más limitado y solo pueden captar ciertas frecuencias.

El rango de frecuencia de un micrófono puede afectar la calidad del sonido que se capta y la versatilidad del micrófono en diferentes aplicaciones.

Por ejemplo, un micrófono con un rango de frecuencia más amplio puede ser más adecuado para situaciones donde se quiera captar una gran variedad de sonidos, mientras que un micrófono con un rango de frecuencia más limitado puede ser más adecuado para situaciones donde solo se quiera captar sonidos de una gama de frecuencias específica.

Nivel de presión sonora

El nivel de presión sonora (también conocido como nivel de presión acústica o SPL) es una medida del volumen de un sonido. Se mide en decibelios (dB) y se utiliza para medir la intensidad de un sonido en relación con una referencia estándar.

En un micrófono, el nivel de presión sonora es la cantidad de presión acústica que puede soportar el micrófono antes de distorsión o daño. Los micrófonos tienen diferentes niveles de presión sonora máximos, dependiendo de su diseño y de la forma en que están construidos.

Es importante tener en cuenta el nivel de presión sonora de un micrófono en situaciones donde se espera que el micrófono soporte altos niveles de presión sonora, como en conciertos de rock o en eventos de deportes. Si se excede el nivel de presión sonora máximo del micrófono, puede resultar en distorsión o daño al micrófono.

Por lo tanto, es importante elegir un micrófono que tenga un nivel de presión sonora adecuado para las necesidades específicas de cada situación.

Conectividad

Los micrófonos pueden tener diferentes tipos de conectividad, dependiendo de la forma en que se conectan a un sistema de audio o a un dispositivo de grabación.

Es importante tener en cuenta el tipo de conectividad que ofrece un micrófono y asegurarse de que sea compatible con el sistema de audio o el dispositivo de grabación que se vaya a utilizar.

Algunos tipos comunes de conectividad para micrófonos incluyen:

Conectividad por cable

Muchos micrófonos se conectan a un sistema de audio o a un dispositivo de grabación a través de un cable.

Los micrófonos con conectividad por cable pueden tener diferentes tipos de conectores, como conectores XLR o conectores TRS.

Conectividad inalámbrica

Algunos micrófonos se conectan a un sistema de audio o a un dispositivo de grabación de forma inalámbrica, utilizando tecnologías como Bluetooth o Wi-Fi. Esto puede ser útil en situaciones donde no se desee utilizar un cable o se necesite mayor movilidad.

Aunque también es cierto que pueden recibir interferencias de otros aparatos y el sonido puede entrecortarse habitualmente.

Conectividad USB

Algunos micrófonos tienen conectividad USB y se pueden conectar directamente a un ordenador o a un dispositivo de grabación a través de un puerto USB.

Esto puede ser útil en situaciones de grabación de voz o de música en el ordenador.

Micrófonos recomendados en cada tipo

DinámicoDe condensador
USBSamson Q9U
Shure MV7
Elgato Wave:3
RØDE NT-USB
Blue Yeti 
XLRElgato Wave DX
RØDE PodMic
Shure SM7B
Shure SM57 LCE
Audio-Technica AT2010

Conclusión

Conocer todos los aspectos que influyen en el sonido que capta un micrófono es vital para saber cómo elegir un micrófono.

Por resumirlo mucho, si estás buscando un micrófono para hacer streaming o grabar tu voz (en un vídeo o un podcast), yo te aconsejaría un micrófono de tipo cardioide o súpercardioide.

Además, si vas a utilizarlo en una habitación en la que puedan colarse otros ruidos, intenta que sea dinámico.

Si puedes invertir un poco más en una interfaz de audio, elige un micrófono con conexión XLR (en caso contrario, opta por uno USB). Yo no compraría en ningún caso un micrófono con conexión jack.

Disclaimer: Esta publicación puede contener uno o varios enlaces de afiliado. Para más información, consulta el descargo de responsabilidad de este sitio.

También te puede interesar
microfono_elgato_para_creadores
Micrófono Elgato para creadores

El micróno Elgato sigue siendo la mejor alternativa al audio de consumo para creadores de contenido, con una muy buena Read more

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Resposable de los datos: Juanma Aranda
  • Finalidad: moderación de los comentarios
  • Legitimación: tu consentimiento expreso
  • Destinatario: Juanma Aranda (no se cederán a terceros)
  • Derechos: acceso, rectificación, portabilidad y olvido de los datos